Información de interés

Historia del Aeropuerto de Málaga

En 1919, el avión Salmson 2 A en el que viajaba Pierre Latécoère, sobrevolaba la ciudad de Málaga buscando un lugar apropiado para aterrizar. Tomó tierra en un enclave denominado “El Romperizo”. El objetivo de este piloto era establecer una línea aérea que enlazase Francia con sus colonias a través de España, razón por la que se encontraba buscando emplazamientos para establecer los diferentes aeródromos.

Tras los vuelos de pruebas oportunos, el día 1 de Septiembre de ese mismo año se inauguraban los servicios regulares que enlazaban a Málaga con Barcelona, Alicante, Toulouse, Tánger y Casablanca.

Ya en 1937 el aeropuerto de Málaga pasó a ser base aérea, ubicándose en él la Escuela de Tripulantes, Observadores y Especialistas del Ejército del Aire.

Es en el año 1946 cuando el aeropuerto se clasifica como aduanero y se abre al tráfico nacional e internacional.

En 1948 se inaugura la estación civil de pasajeros, cuyos servicios fueron atendidos hasta el momento por las dependencias de la base aérea.

Sin embargo, el cambio más espectacular en su diseño no se produjo hasta el año 1960, pues, además de las ampliación de la pista de vuelo y de la construcción de la pista de rodadura paralela, se crea una nueva zona terminal en el centro del campo de vuelo: en ella se construirá un nuevo estacionamiento de aviones, la torre de control, una central eléctrica y un edificio de terminal de pasajeros.

Hasta el momento, el aeropuerto se conocía con los nombres de “El Rompedizo” o “García Morato”, pero, por Orden Ministerial de 15 de septiembre de 1965, pasó a llamarse como hoy en día se mantiene: Aeropuerto de Málaga.

La nueva terminal de pasajeros se inaugura en 1968, trasladándose a ésta todos los vuelos nacionales e internacionales, que hasta el momento eran atendidos en la estación provisional. Pero, el aumento del tráfico obliga a construir pronto una nueva estación en el año 1972.

No obstante, en la siguiente década se pone de manifiesto la imperiosa necesidad de construir otro edificio terminal que albergue el masivo tráfico del aeropuerto. Así en 1991 se inaugra el terminal “Pablo Ruiz Picasso”, diseño del arquitecto Ricardo Bofill. Este impresionante edificio cuenta con dos plantas independientes que separan los flujos de llegada y salida. El antiguo terminal está adosado e integrado en el nuevo edificio.

Obviamente, fue necesario construir un edificio de aparcamiento de vehículos, el cual quedó definitiva abierto al público en el año 1995. Se conecta con el terminal de pasajero a través de un túnel y se están instalando en él servicios de alquiler de coches sin conductor.

En este mismo año se procede a la remodelación del antiguo edificio de viajeros, así como a levantar un hangar para el mantenimiento de los aviones, y un terminal de mercancías.

En 2002, se inaugura una nueva y moderna torre de control dotada de la última generación en tecnologías.

Pero, pese a las grandes inversiones realizadas, desde hace más de una década se demandan importantes mejoras en le mismo. Y para de ello se encarga el denominado “Plan Málaga”, iniciativa del Ministerio de Fomento, y a través del cual se realizará un desembolso de casi 900 millones hasta el año 2010, de los cuales 330 se destinan al aeropuerto.

Se debe tener en cuenta que el Aeropuerto de Málaga es el cuarto del país, manejando el 75% de los pasajeros de la Comunidad Andaluza. Además, cada vez son más los usuarios laborales (un 35% frente al 65% de los turísticos).

Dentro de las mejoras encontraremos: los accesos, los aparcamientos, la nueva terminal (cuya inauguración se prevé para 2008), y la segunda pista…. En definitiva, la mayor transformación de su historia: el aeropuerto malacitano pasará a ser uno de los más modernos de Europa, logrando una inmejorable atención al usuario. La reforma de la nueva área terminal tendrá capacidad para atender a 9.000 pasajeros por hora, o lo que es lo mismo, el doble de capacidad de la que cuenta hoy en día.

Resultado del Plan Málaga son la ampliación de la terminal 1 (T 1), el nuevo edificio de aparacamientos, de siete plantas, con capacidad para 2.500 plazas aproximadamente, y la nueva termina de aviación general (para vuelos privados, aerotaxis, escuelas de vuelo, etc) , puestas en servicio en la actualidad.

Dada la ubicación del aeropuerto malacitano, junto a un río, creemos que merece la pena mencionar los esfuerzos realizados para lograr la protección medioambiental del entorno.

A estos efectos, la Universidad de Málaga está realizando un catálogo de especies de la flora de la zona; por otra parte, está procediendo a la recogida y conservación de especies de flora y fauna de interés ecológico.

Las obras realizadas cuentan con las pertinentes Declaraciones de Impacto Ambiental, que incluyen medidas encaminadas a la protección y cuidado de los suelos, calidad del agua, vegetación, atmósfera, …

Transfer Aeropuerto de Málaga. Limo Aeropuerto de Málaga. Alquiler de coches con conductor Aeropuerto de Málaga. Coches para bodas Aeropuerto de Málaga. Shuttle Aeropuerto de Málaga.